Alice was beginning to get very tired of sitting by her sister on the bank, and of having nothing to do...

miércoles, 16 de julio de 2008

Irreflexiones viajeras o algo que escribí en un tren...


El tren a la caída de la tarde es como una carta. Un viaje de nostalgia romántica por un túnel espacio temporal. Mi cuerpo como materia avanza por una línea espacial, siempre igual, siempre cambiante. Sin embargo, la mirada se proyecta en una dimensión sentimental como la sucesión de recuerdos casi ajenos y desprotegidos por la fugacidad del momento. En los trenes te cruzas por instantes con otras esencias que viajan desprotegidas a tu lado, si sabes mirar te puedes empapar de ellas y del sabor de la tierra sobre la que fugaz te desplazas en el vagón.


Me gusta viajar en tren y divagar en mi cabeza, soy muy dada a hablar con la gente, a mirar, mirarlo todo, dentro y fuera... también a llorar... y a desplegarme, flotar, bucear en mil historias.





Estuve buceando en la Metafísica de los tubos, a la que dedicaré más en adelante.


2 comentarios:

Ada.. dijo...

Dudé con la foto del atardecer, a pesar del movimiento, conseguí hacer alguna mejor y más nitida que esa... pero en esa se ve mi cámara justo en el centro de la imagen y se me adivina detrás... ademas de todos los reflejos del interior del tren.

chemi dijo...

un atardecer bonito me hubiese gustado haberlo visto con tigo un abrazo