Alice was beginning to get very tired of sitting by her sister on the bank, and of having nothing to do...

martes, 3 de marzo de 2009

La casa embrujada

Alicia era una niña muy traviesa, no es que fuera ella retorcida, pero en su naturaleza era curiosa. Un día de primavera se despistó del grupo y entró en la casa que decían que estaba encantada, era una niña valiente, se repetía, y no creía en esas cosas. Supo que era peligroso y aún así se coló por el hueco que hacían las tablas podridas de las vieja puerta. Olía a humedad y polvo, a viejo y cerrado... Correteó entre los viejos mueles desafiando a las malas lenguas y escuchó las historias que le contaron los muros de aquellas paredes, canturreaba con el aire juguetón silbando en lenguas extrañas palabras mágicas.

Al atardecer una criatura se deslizó entre sus piernas y le comunicó en silencio que tenía que irse, de un brinco se acomodó el gato en el sillón abandonado del patio central y Alicia abandonó la vieja mansión que contaba historias.

Él espera a que vuelva, pero ella supo que era peligroso y no volvió...



Esta foto la tomé esta mañana, es de una casa abandonada que ya estaba en ruinas cuando yo era pequeña, recuerdo que entramos una vez, y fue extraño... seré sincera y diré que sólo recuerdo el olor y el sillón del patio central; no fui sola aunque tampoco recuerdo con quién, supongo que con mi amiga de la infancia con quien hacía todas las trastadas que maquinábamos curiosas... Obviamente no debíamos entrar allí. Hoy pasé por delante... ha sido un día de lluvia extraño, como ando perdida con lo de las fotos llevo la cámara a todas partes y he conseguido con un poquito photoshop el efecto en la fotografía de la ventana en mi recuerdo... al trastear los contrastes me he dado cuenta de la silueta en el cristal roto de arriba a la izquierda. Ampiénlan! que ven??



3 comentarios:

Vivian dijo...

Ahora entiendo de dónde viene tu trauma jajaja. ¡Con razón! Eso de casas embrujadas y sillones que se mecen, deriva siempre en un estado psicológico preponderante a los conejos y a los sombreros.
Ese balcón misterioso me encanta, te ha quedado muy bueno; eso sí… ¡Deja el vino Ada! ¿Qué viste en el cristal roto? Lo que era ya se ha ido, puedes dormir tranquila; yo no veo na de na.
Tal vez sea que debo ir al oftalmólogo, sí que regresaré a ver qué viste…brrrr…¡Qué miedo! (me río)
Besos

The Mad Hatter dijo...

Mola la foto!!Stas hexa toa una artista...que tiaaaa!!De aki ya a las galerias mas prestigiosas...

Yo al = que Vivian no veo nada extraño en la ventana x mucho zoom que aplico... Imaginación o traumas del pasado?jajaja!

BESOTE!

Pdta: Continuo enfadao!Me dijiste que habias vuelto,pero mentiste! NO TE VEO X AKIII!!

Ada.. dijo...

Vivs, no te me ofendas, pero vengo corriendo a contestarle al pobre sombrerero que se encuentra solito en Wonderlands!

Ay ay ay! no he abandonado la madriguera... pero pásae por http://shotitaway365.blogspot.com/

Te quiero Sombrererooo!